Península de Absheron: Qué visitar en los alrededores de Bakú

Península de Absheron: Qué visitar en los alrededores de Bakú

Viajar a la Península de Absheron

En una zona semidesértica hacia el interior del Mar Caspio se encuentra la península de Absheron. Con Bakú como ciudad principal, esta zona tiene una larga historia de ataques e invasiones por mar que ocurrieron durante siglos, de manera que abundan los castillos y fortalezas en muchos suburbios y pueblos del lugar. Sin embargo, también ha sido una de las principales zonas de extracción de petróleo del mundo desde mediados del siglo XIX, de manera que los monumentos y pueblos pintorescos muchas veces se ven opacados por torres de petróleo oxidadas y construcciones soviéticas abandonadas, pintando un escenario postindustrial bastante distópico.

Pero la memoria de esta tierra es antigua y, aunque es una de las zonas más contaminadas del planeta, ofrece como muestra de resiliencia verdaderas curiosidades de la historia y de la naturaleza. Mucho antes de que aquí se perforara el primer pozo petrolífero del mundo en 1846, los misterios subterráneos de Absheron atrajeron a visitantes más nobles. Seguidores del zoroastrismo, para quienes el fuego jugaba un papel muy importante, así como creyentes del hinduismo, probablemente encontraron cautivadoras las emanaciones de gas natural, comunes en la península, de las que surgían luminosas llamas espontáneamente.

Los adoradores de Zoroastro dejaron rastros de su presencia en la Península de Absheron que se pueden visitar aún hoy en día. El templo de Ateshgah o templo del fuego de Bakú en Suraxani queda a pocos kilómetros del centro de la capital, mientras que otros lugares como la montaña de fuego de Yanar Dag con su llama incesante nos recuerdan por qué Azerbaiyán es llamada con toda propiedad la “Tierra del Fuego”. Uno de los lugares que hay que ver en los alrededores de Bakú

Los hombres de la prehistoria también dejaron huellas de su presencia en la península de Absheron, notablemente en Qala, donde se puede visitar un complejo de museos etnográficos con restos históricos recuperados en todo el país y una antigua y bella fortificación. También al norte de Bakú encontramos uno de los pueblos más viejos de la región: Mardakán. Allí se alzan castillos que datan de hace ochocientos años y que son una prueba viviente de cuán susceptible era Absheron a los ataques marítimos desde los comienzos de su historia.

Suraxani (Suraxanı)

Unos 25 km al este del centro de Bakú se encuentra el distrito de Surakhani o Suraxani, que en lengua tati (una variedad del persa) significa “casa cálida”. Desde mediados del siglo XIX, este asentamiento ha estado fuertemente influenciado por la industria petrolífera y la primera industria de extracción de parafina y kerosene se construyó aquí en 1859, convirtiéndose en un lugar de cierta relevancia para la Unión Soviética.

Desde entonces, los ídolos industriales de metal y de concreto se apoderaron de Suraxani, contrastando de una manera estremecedora con los rastros que dejaron civilizaciones más antiguas. El templo de Ateshgah, que ha sido nominado para la lista de patrimonio mundial por la UNESCO, se encuentra en la actualidad justo en medio de un conjunto residencial. En los alrededores abundan las torres petrolíferas y los signos oxidados de la edad moderna, un paisaje común en la península de Absheron. No obstante, es uno de los lugares que tienes que visitar cerca de Bakú.

¿Qué ver en Suraxani?

Templo de Ateshgah (Atəşgah)

Uno de los sitios más peculiares en todo Azerbaiyán es el templo del fuego de Ateshgah en el distrito de Suraxani, a aproximadamente 25 kilómetros del centro de Bakú. Los adoradores de Zoroastro rindieron culto al fuego en este lugar varios siglos antes de la construcción del templo, pero el edificio actual fue erigido por hinduistas en el siglo XVII. Es un recinto amurallado con pequeñas celdas donde dormían los devotos, aunque este espacio ahora lo ocupan unas esculturas algo toscas que ilustran la manera de vivir de los antiguos habitantes del lugar.

Las celdas dan a un gran patio en cuyo centro se erige el altar del fuego. En este punto preciso solía emanar el gas de manera natural para alimentar unas llamas que duraron encendidas hasta 1969, pero el combustible se extinguió debido a la explotación petrolífera en los alrededores. Actualmente es una tubería de gas convencional la que mantiene encendido el fuego.

A pesar de ser bastante simple y estar rodeado de edificios modernos, este lugar es lo suficientemente encantador como para haber cautivado a Alejandro Dumas cuando viajó por la región a mediados del siglo XIX. No encontrarás mucho más qué hacer en los alrededores, pero es un sitio que debes incluir en tu lista de qué ver en los alrededores de Bakú por su peculiaridad y por su historia. Sin duda vale la pena darle un vistazo.

¿Cómo llegar?

Comienza abordando la línea roja del metro hasta la estación Koroghlu y una vez allí camina hasta el centro de transporte de Koroghlu, que actualmente y al menos durante 2019 está operando junto a la Arena Nacional de Gimnasia. Luego toma el autobus 184 hasta la estación de ferrocaril de Suraxani. El templo de Ateshgah se encuentra bastante cerca, al otro lado de las viejas vías de trenes y se puede ver desde cierta distancia.

Qala (Qala)

Unos 40 km al este de Bakú se encuentra uno de los pueblos más antiguos de Azerbaiyán. Con una población actual de menos de 3,000 personas, esta solía ser una población agrícola dedicada a la labranza de la tierra y al pastoreo. En la actualidad se pueden observar torres petrolíferas al centro y norte del pueblo, algo a lo que te acostumbras una vez que visitas un par de lugares en la península de Absheron.

Yacimientos arqueológicos han confirmado que la presencia de seres humanos en Qala se remonta hasta hace más de 3.000 años y muchos de los restos que dejaron los habitantes del lugar a lo largo de la historia pueden verse hoy en día en el museo etnológráfico. El pueblo actual es bonito, tiene algunos restaurantes y también un museo de arte hecho con material reciclable, pero no hay mucho que hacer allí además de visitar el complejo del museo etnográfico.

¿Qué ver en Qala?

Museo etnográfico de Qala (Qala Dövlət Tarix-Etnoqrafya Qoruğu)

El museo etnográfico es la principal atracción de Qala. Se trata realmente de un enorme complejo creado en 2008 dividido en tres partes. En el museo arqueológico/asentamiento antiguo se pueden encontrar miles de restos etnográficos (herramientas, cerámicas, instrumentos, casas, entre otros) que datan de la prehistoria hasta el siglo XIX, muchos de los cuales fueron encontrados en otras regiones de Azerbaiyán. Aquí los edificios y muestras antiguas conviven de cerca con réplicas modernas hechas siguiendo fielmente los originales, y a veces es difícil distinguir unos de otros. La intención es que el lugar respire vida, y para ello han empleado hasta animales, como ovejas, burros y camellos, que se encuentran dentro del recinto. Un sitio interesante para visitar, aunque se trate de un híbrido extraño entre un museo y un parque temático.

El museo de antigüedades tiene en exhibición una gran colección de samovars o urnas adornadas antiguas, lámparas, balanzas y otros objetos. Una fortificación antigua también se encuentra dentro del complejo del museo. Aquí se pueden encontrar también algunas piezas en exhibición, pero su principal atractivo es la torre y sus hermosas escaleras de caracol. Hay que pagar una entrada para cada uno de estos tres recintos y no es recomendable visitar el parque en días muy calurosos pues no podrás disfrutar realmente el paseo.

¿Cómo llegar?

Desde el centro de transporte de Koroghlu en Bakú, donde tomas el bus a Suraxani, sale también el bus 101 que se dirige a la región de Turkan y que pasa muy cerca del museo etnográfico. Debes bajarte en la estación Qala qoruğu y caminar unos 650 metros en dirección oeste. Para llegar al centro de transporte de Koroghlu solo debes tomar la línea roja del metro y bajarte en la estación Koroghlu. Algunas excursiones de un día desde Bakú que salen de la Ciudad Vieja incluyen el pueblo de Qala entre su itinerario.

Mardakan (Mərdəkan)

Mardakan es un pueblo bonito aunque bastante corriente, si no fuera porque aquí se encuentran dos de las fortalezas más atractivas de la península de Absheron. Cerca de 15,600 personas viven aquí y en el siglo XIX solía ser una de las zonas favoritas de los ricos de Bakú para construir sus casas de verano. La tradición persiste y aun hoy los miembros de la clase pudiente bakuense suelen construir sus recintos vacacionales aquí y pasar su tiempo libre en la playa al norte del pueblo. Allí es posible encontrar clubes nocturnos, parques acuáticos y casas acomodadas.

Pero los principales monumentos del lugar se encuentran en el corazón de Mardakan, donde se levantan dos de las decenas de fortalezas que hay repartidas por todo Absheron. Ambos castillos están algo descuidados y parece que la localidad no se encarga de su mantenimiento, pero aún así son bellas muestras de arquitectura medieval azerí.

¿Qué ver en Mardakan?

Castillo de Mardakan (Dördkünc Mərdəkan qalası)

Técnicamente la “gran fortaleza de Mardakan”, este castillo se levantó por primera vez en el siglo XII y fue reconstruido en el siglo XIV. Las murallas rodean un patio con restos arqueológicos puestos allí sin ninguna información. Allí se levanta una torre cuadrangular de 22 metros de altura que es bastante oscura por dentro así que recomendamos llevar linterna o el móvil cargado para poder alumbrar el camino de ascenso. El castillo y los alrededores están bien conservados, aunque el paisaje de casas modernas no sea del todo inspiradora.

Torre redonda (Dairəvi Mərdəkan qalası)

La “pequeña fortaleza de Mardakan” es una fortificación del siglo XII con una torre de 16 metros rodeada por una muralla en forma cuadrangular. Sobre la entrada de la torre hay tres inscripciones en árabe que hablan de la fecha de construcción y de los personajes relacionados con el edificio, que fue erigido durante el gobierno de los shirvanshahs. Se encuentra en un suburbio tranquilo, unos 750 metros al este del Castillo de Mardakan.

Arboreto de Mardakan (Mərdəkan Dendrarisi)

  • Dirección: Sergey Yesenin 89. 

Este lugar es considerado uno de los jardines botánicos más ricos del mundo por el número de especies con las que cuenta y también por su antigüedad. Es un enorme espacio de 12 hectáreas con cerca de 1,700 especies de plantas, árboles y animales y donde hay numerosas fuentes, entre ellas una construida en 1835. Dentro del territorio del arboreto hay un museo botánico y también se encuentra la casa de verano (ahora museo) del poeta ruso Sergei Yesenin, quien vivió aquí entre 1924 y 1925.

Dalga Beach Aquapark Resort

Un parque acuático en la playa de Mardakan, bastante bonito y limpio pero excesivamente caro. El complejo es bastante lujoso y cuenta con restaurant y varias piscinas incluyendo una de olas. Hay muchas atracciones para los niños como toboganes y parques. De allí se puede caminar hasta el mar, donde bakuenses, locales y turistas se bañan despreocupados. La playa es aceptable pero ciertamente nada atractiva.

¿Cómo llegar?

El bus 136 que sale desde la estación Koroghlu de Bakú llega hasta la playa Shuvalan y pasa por el centro de Mardakan. Debes bajarte en la estación del Centro Cultural Nizami y caminar unos 400 m hacia el norte para llegar al Castillo de Mardakan. 900 m al noreste de la misma estación se encuentra la Torre Redonda.

Fortaleza de Ramana (Ramana Qalası)

Ramana es un suburbio de Bakú, unos 20 km al noreste del centro de la ciudad. En una colina de la localidad se encuentra la fortaleza de Ramana, una fortificación típica de la península de Absheron: una torre de vigilancia que da a un patio rodeado de murallas. Es un castillo bastante interesante, construido entre los siglos XII-XIV y cuya torre tiene 15 metros de altura. Para acceder al castillo hay que encontrar al encargado que vive en una de las casas cercanas.

Probablemente en ningún otro lugar de la península de Absheron es tan evidente el contraste entre el pasado y el presente de Azerbaiyán como aquí. El castillo luce descuidado y una antiestética construcción moderna se levanta casi sobre sus murallas. A su alrededor, un paisaje desolado. Torres petrolíferas y pozos de polución acaparan toda la vista desde la cima de la torre. Puede ser uno de los destinos qué visitar cerca de Bakú porque se encuentra a pocos kilómetros del centro, pero no te perderás de mucho si no lo incluyes en tu recorrido.

¿Cómo llegar?

Toma la línea roja del metro de Bakú hasta la estación Koroghlu y desde allí el bus 204. La fortaleza queda unos 350 metros al sudoeste de la estación de bus de Ramana.

Montaña de Yanar Dag (Yanardağ)

  • Horario: Mayo a octubre: domingos a jueves de 10:00 a 20:00; viernes, sábados y días festivos de 10:00 a 21:00.
    Noviembre a abril: domingos a jueves de 10:00 a 18:00; viernes, sábados y días festivos de 10:00 a 19:00.
  • Entrada: 9 AZN
  • Página web: yanardag.az

También conocido como la “Montaña de Fuego”, Yanar Dag es de los sitios más surrealistas de Azerbaiyán. De uno de los laterales de esta colina de arenisca surgen llamas de manera espontánea gracias a que el gas natural subterráneo se cuela a través de los poros de la roca. La leyenda local asegura que en 1958, un pastor encendió por accidente la fogata que ha ardido sin descanso desde entonces hasta nuestro días. El fuego se extiende por una superficie de unos diez metros y se mantiene encendido sin importar las condiciones climáticas.

El lugar atrae viajeros de todo Azerbaiyán así como de Irán y los países vecinos y desde la final de la Copa de Europa en Bakú se hicieron pequeñas remodelaciones. Unas escaleras llevan a la cima de la colina y la vista desde allí es bastante bonita. No hay mucho más que hacer en los alrededores pero si tienes la oportunidad de ir al final de la tarde es uno de los mejores lugares que visitar cerca de Bakú, aunque de día es mucho menos impresionante. En el lugar hay café, tienda de regalos y otros servicios.

¿Cómo llegar?

Desde la estación Koroghlu puedes tomar el bus 217 que llega hasta la reserva de Yanardag. Los buses 88, 88A y la línea verde del metro pasan cerca de la Avenida Azadlıq, donde puedes abordar el bus 147 que también llega hasta Yanar Dag. Existe variedad de excursiones de un día desde Bakú que incluyen este lugar como uno de sus principales destinos.

© Todos los derechos y contenidos reservados - Caucasers.com - Desarrollado por MeryWolf