Vardzia: la ciudad excavada en las montañas de Georgia

Para nosotros, Vardzia es una de las visitas que no te deberías perder en Georgia. Es una ciudad excavada en la montaña Erusheti, con cientos de cuevas que estuvieron habitadas hasta hace relativamente poco. La ciudad se construyó entre los siglos XII y XIII y en su época de máximo apogeo llegó a tener 1.800 cuevas con capacidad para 50.000 personas. Más que la ciudad de Soria. Sin embargo, en 1283 un temblor de tierra bastante potente tiró abajo los dos tercios de Vardzia y hoy solo quedan 600 cuevas en pie. Después de la catástrofe, la gente emigró y Vardzia se trasnformó en un monasterio gigante que ha tenido sus más y sus menos. La urbe tenía sus propias bodegas, lechos, nichos, abastecimiento de aguas, farmacia, celdas para los monjes y otros espacios.

Historia

Casi todo el complejo fue construido entre 1156 y 1202. El rey Jorge III comenzó los trabajos y la reina Tamara los concluyó. El terremoto de 1282 derrumbó el 70% de las edificaciones y entonces comenzó a funcionar como monasterio. En 1551 los persas la saquearon y en 1578, tras la invasión de los otomanos, Vardzia quedó desierta. En 1938 el monumento recibió el estatus por parte de las autoridades soviéticas de Museo Santuario.

Hoy en día Vardzia mide medio kilómetro de longitud y tiene trece pisos de alto. La vida religiosa ha vuelto recientemente al lugar, aunque el número de monjes es pequeño, pese a tener doce capillas. El templo más importante se encuentra en el corazón de Varzia y se llama la Iglesia de la Asunción. Se trata de una iglesia que parece un decorado de Indiana Jones. Llama la atención sus murales sobre santos, escenas cotidianas y la reina Tamara. Por lo general la gente suele hacer excursiones de día desde Borjomi o Akhaltsikhe. Desde esta última, la distancia es de 60 kilómetros.

Los secretos de Vardzia

Las inmediaciones de Vardzia esconden algunos tesoros que hacen que cada vez haya más gente que decida quedarse a pasar unos días. A la tranquilidad y belleza de la zona hay que sumarle joyas como las fortalezas de Tmogvi y Khervitsi, o las cuevas de Vani. También hay algunas rutas interesantes para hacer senderismo. Otro lugar bastante popular son las piscinas de aguas sulfurosas que hay a un kilómetro de Vardzia (3 GEL/hora). Si el día acompaña es un buen lugar para pegarse un chapuzón.

Transportes

  • Vardzia-Akhaltsikhe: 8:00, 9:00, 15:00, 18:00 horas.

Alojamientos

Alojamientos baratos recomendados

Hotel Valodia Cottage

Tel:+995 5 99 11 62 07.

Está en las inmediaciones de Vardzia. Es un lugar acogedor, con un bonito jardin y habitaciones cómodas. La familia que regenta el negocio es muy servicial. Las verduras proceden de su huerta y el pescado del río de al lado. Tienen su propia granja y practican la apicultura. Precio por persona: 25-50 GEL.