Kazbegi: el icónico pueblo de Georgia a las faldas del Kazbek

Su increíble entorno natural y su fácil acceso desde la capital lo han convertido en el pueblo más visitado del Cáucaso georgiano. La imponente cumbre nevada del monte Kazbek (5034 m) se puede ver desde cualquier punto, y la inconfundible silueta de la iglesia de Tsminda Sameba protege a los habitantes del valle desde su atalaya. El nombre oficial del pueblo es Stepansminda pero popularmente también se le conoce como Kazbegi. ¿La razón? Su hijo predilecto, el escritor Alexander Qazbeghi. Le llamaban el poeta pastor y llegó a ser uno de los intelectuales más queridos de su tiempo.

Stepansminda se ubica a 15 kilómetros de la frontera con Rusia. El entorno que lo rodea es espectacular: en pocos kilómetros a la redonda puedes hacer excursiones a sus  glaciares, ver sus cascadas, hacer rutas increíbles de montaña, bañarte en ríos de aguas bravas y conocer decenas de pueblos pintorescos. Es un buen sitio para hacer ciclismo (cuidado con los coches en las carreteras principales), montañismo y trekking. Muchos georgianos vienen aquí simplemente a desconectar, olvidarse del mundo durante unos días y respirar aire puro. Stepansminda tiene una buena red de casas de acogida y varios hoteles. Es la cabeza de comarca del valle del Khevi. Como ya hemos dicho, a sus habitantes se les conoce como los mojevos. Son aguerridos montaraces con costumbres que recuerdan a la de los antiguos clanes. Su forma tradicional de gobierno era la de una comunidad dirigida por la figura de un sabio que hacía las veces de juez, consejero espiritual y líder militar. Aquí se brinda con cerveza, y no con vino.  

La leyenda de Prometeo y el monte Kazbek

Prometeo fue el titán que regaló el fuego a los hombres. Según los griegos, robó el fuego a los dioses para que la humanidad se calentara. Cuando Zeus se enteró de lo que había hecho, le hizo prisionero y lo encadenó en la cumbre del Kazbek. Como castigo hizo que todos los días un águila bajara para que le devorara las entrañas. Como Prometeo era inmortal, los órganos se regeneraban por la noche y al día siguiente el ave regresaba para volver a comerle el intestino. Durante milenios, la cima de este volcán extinguido fue sagrada para los habitantes del valle. Estaba prohibido cazar en sus laderas y escalarlo. Por eso, hasta 1868 nadie se atrevió a hacer cumbre. Hasta que llegó el alpinista Douglas Freshfield, que fue el primero en subir sus 5.034 metros. Su cima es la quinta en altura de la cordillera del Cáucaso.

Destinos de interes que no te puedes perder

Iglesia de Tsminda Sameba

Esta Iglesia levantada a 2170 metros se ha convertido en un icono del país y probablemente sea la iglesia más fotografiada. Nadie creerá que has estado en Georgia si no has trepado los 500 metros de desnivel que hay desde Kazbegi hasta el templo. A pié se tarda unos 45 minutos por un camino que en algunos tramos tiene tanta pendiente que hay que echar manos a tierra. Tsminda Sameba es un santuario precioso construido en el siglo XIV. Esta pequeña iglesia ha sido durante siglos el lugar de reunión de los lugareños cuando había que tomar decisiones importantes. En su interior se reunía el consejo de ancianos, para que Dios les ayudara a tomar la mejor decisión. Los caminos de ascenso parten del barrio de Gergeti, al otro lado del río Terek (Tergi en georgiano). Calleja estuvo durmiendo una noche en su visita a Georgia. Para entrar hay que respetar las normas de etiqueta del monasterio: si eres mujer hay que ponerse velo y cubrirse las piernas si vas en shorts.

Glaciar de Gergeti

Es otra de las subidas clásicas de Kazbegi. Se sitúa a una cota de 3150 y si no estas en forma, la ascensión es una rompepiernas. La ruta nace desde la iglesia de Tsminda Sameba. Desde el templo aún hay cerca de 1000 metros de desnivel hasta alcanzar las primeras nieves del Glaciar. Aunque el Glaciar de Gergeti ha retrocido bastante, aún tiene siete kilómetros de largo. Una vez que hayas tocado hielo, tómate una hora de descanso si quieres y comienza a descender para que no se te eche la noche encima.  El trayecto es exigente y se tarda alrededor de 9 horas en subir y bajar, así que no te hagas el remolón y madruga.

La piscina natural de Pansheti

Si el calor aprieta, a medio camino entre Gergeti y Pansheti hay una piscina natural de aguas medicinales perfectas para pegarse un chapuzón. Está a un par de kilómetros de Kazbegi y se tarda en torno a 30 minutos andando. Durante nuestra visita disfrutamos de la compañía de una manada de caballos. Si el calor aprieta un buen baño es la guinda del pastel a un día de trecking por la zona. Dicen que sus aguas son buenas para la piel. El nombre de la piscina le viene del cercano pueblo de Pansheti, inconfundible con su torre medieval de comunicación ante posibles invasiones desde el norte. 

Alexander Kazbegi

Alexander Kazbegi (1848-1893) siempre será recordado como el escritor-pastor de Stepantsminda. También como uno de los más famosos nacionalistas georgianos. Fue el nieto del señor de la zona, por lo que tuvo la oportunidad de salir del valle y estudiar en Moscú, San Petersburgo y Tiflis. Fue una persona bastante inteligente y dicen que hablaba perfectamente georgiano, ruso y francés. Pero siempre le tiró mucho su tierra. Volvió, y adoptó el estilo de vida tradicional de la zona, dedicándose durante siete años al pastoreo.

Después de la experiencia, volvió a marcharse y se asentó en Tiflis. En esta época escribió su obra maestra: ‘El Patricida’ (1882). Hay una divertida anécdota que cuenta cómo durante su época como ganadero en su tierra natal unos aventureros franceses se perdieron por la zona del Kazbek y se encontraron con Alexander Kazbegi. Los galos le preguntaron en francés si les podía ayudar a regresar al pueblo. Según cuenta la historia, Kazbegi les indicó en un perfecto francés la ruta de vuelta. Los galos se quedaron sorprendidos de que un pastor supieran su lengua, y orgullosos dijeron: “¡hasta los pastores del Cáucaso saben francés!”.    

Museos

Museo de Historia de Kazbegi

Horario: de 9:00 a 18:00 horas.

Entrada: 3 GEL.

Se encuentra en la casa donde nació el escritor Alexander Kazbegi. Muestra una interesante colección de trajes de la zona, utensilios del hogar y una reproducción de una sala de estar de las casas tradicionales mojevas. También exhibe cuadros y documentos de Alexander Kazbegi.   

Datos prácticos

Mountain Travel Agency

Tel: +995 5 555 64 92 91/+995 5 99 26 92 91.

Horario: de 9:00 a 20:00 horas.

Es una agencia de viajes de Kazbegi especializada en montañismo. Organizan expediciones a la cima del Kazbegi, alquilan mountain bikes y todo tipo de material (mapas, GPS, crampones, sacos de dormir…). También montan otro tipo de excursiones por la zona. Llevan seis años al pie del cañón y ofrecen todo tipo de asesoramiento al turista. El local está en la plaza principal del pueblo, al lado de la parada de taxis y de minibuses. Para más información: www.mtainfo.ge  

Cajero

Tienes un cajero abierto 24 horas en el lobby del Hotel Rooms.

Transportes

Los minibuses desde Kazbegi a la estación de Didube en Tiflis salen cada hora desde las 7:00 hasta las 18:00 horas. Otra opción es coger un taxi hasta la capital georgiana (130 GEL).

¿Donde quedarse?

Alojamientos baratos recomendados

Guesthouse Qetino

Dirección: Qvemo Gergeti.

Tel: +995 5 71 032 439/ +995 5 58 131 828.

E-mail: ketinosujashvili@gmail.com

Ketino tiene un dicho: el primer día eres huésped, el segundo eres un amigo y el tercero eres ya de la familia. Es una mujer que rezuma energía y humor. Chapurrea el inglés con gracia y tiene muy buena mano en la cocina. La casa está al otro lado del río Tergi, en el barrio de Gergeti. Tiene unas vistas preciosas, habitaciones dobles, triples y cuádruples, con o sin baño compartido. Es un lugar frecuentado por viajeros de todos lados, pero sobre todo polacos e israelitas. Precios: 25-50 GEL (depende del tipo de pensión).

Lela&Rezo Gigauri Guesthouse

Dirección: Chavchavadze 52.

Tel: +995 5 93 44 35 26.

Lela es una mujer que desprende simpatía y habla un poco de inglés. La casa está limpia y ofrece una habitación doble y otra cuádruple con televisor. Los baños son compartidos pero están limpios. El precio por persona es de 20 GEL sin desayuno. Por 10 GEL más Lela os prepara la cena y por otros 10 el desayuno.

Nunu´s Guesthouse

Tel: +995 5 58 35 85 35.

E-mail: gvanci191@gmail.com

Skype: gvanca1812.

La casa está a 30 metros de la parada de taxis. Habitaciones dobles y triples, con o sin baño compartido. Organizan también excursiones en 4x4 por la zona a precios razonables. Precio: 20-40 GEL. Por 10 GEL puedes plantar la tienda de campaña en el jardín.

Alojamientos alto standing recomendados

Hotel Rooms Kazbegi

Dirección: V. Gorgasali nº 1 (Stepansminda).

Tel: +995 32 271 00 99.

Reservas: roomskazbegi@roomshotel.com  

Es el mejor hotel de la zona con diferencia. Abrió en 2012 y los materiales de construcción son ecológicos. Es el alojamiento utilizado por el personal de Naciones Unidas destinado a la zona. Las habitaciones son muy confortables, con baño privado y tienen unas vistas increíbles. El lobby es una biblioteca con cerca de 2000 libros que los huéspedes pueden leer, hay una piscina cubierta y posee una terraza enorme con una preciosa panorámica del Kazbek. Organizan excursiones en quad y vuelos en helicóptero. Tiene un restaurante que mezcla la cocina georgiana con platos internacionales. Precio entre semana: 195 GEL. Precio de fin de semana 234 GEL. Para más información: www.roomshotel.com

El ascenso al Kazbek

El Kazbek es la quinta montaña más alta de la cordillera del Cáucaso (5034 m.) y miles de personas intentan hacer cumbre todos los años. Es una cima exigente, que aunque no está vetada a personas amateurs, sí se requiere tener una excelente condición física, contar con un buen equipo de montaña para hacer frente a todas las adversidades y un período de un par de noches de aclimatación en altura. Nunca está de menos contratar a un guía, sobre todo si no eres un montañero experimentado.

¿Cómo es la ascensión al Kazbek? De media se tarda en torno a cuatro días en hacer cumbre y bajar, siempre que el tiempo acompañe. Por lo general, el primer día se sube hasta la estación meteorológica (3.652 metros). El día siguiente es para aclimatarse y se suele hacer alguna pequeña ascensión por encima de los 4.000 metros para ver cómo el cuerpo responde. El día siguiente se ataca la cumbre desde la madrugada y luego se desciende a la estación meteorológica. La última jornada, se desciende a la civilización. Te recomendamos consultar los detalles de la ascensión al personal de alguna de las empresas de aventura de la zona.

Alrededores de Kazbegi

Cascadas de Gveleti

Se trata de dos cascadas ubicadas en las inmediaciones del pueblo de Gveleti (a doce kilómetros de Kazbegi y muy cerca de la frontera con Rusia). Hay dos cascadas en el mismo entorno, ambas muy cerca a una de la otra.

Por un lado está una cascada pequeña de unos 20 metros de altura y por otro, otra más grande de unos 40. Los saltos de agua están en el entorno de la garganta del Dariali, un cañón de 1000 metros de profundidad y 15 kilómetros de longitud que durante siglos fue la brecha de entrada para las invasiones de los clanes del norte del Cáucaso.

Se puede llegar en bicicleta. La ida es de bajada, pero hay que reservar fuerzas para la vuelta. Aunque no requiere de una forma física especial, la pendiente continuada puede hacerse pesada si el calor aprieta. 

Valle del Truso

Es un camino de ida y vuelta que remonta el curso del río Terek. La ruta es relativamente fácil, con poco desnivel, y corre entre montañas, manantiales de aguas sulfurosas, algún que otro géiser y las típicas torres medievales de la zona. Aunque el territorio pertenece a Georgia, el valle estuvo habitado por osetios hasta hace poco. Con el conflicto y guerra relámpago del 2008 entre el gobierno georgiano y Osetia del Sur la zona quedó prácticamente deshabitada. Te contamos lo relativo al conflict más abajo. Por lo general, se suele empezar la ruta en el pueblo de Kvemo Okrokana, y dirigirse andando hasta el pueblo de Abano, a ocho kilómetros, y volver. Se tarda entre cuatro y seis horas. Te puedes encontrar alguna patrulla fronteriza, así que lleva pasaporte.

Jutta y el monte Chaukhi

Jutta es una aldea a 2.150 metros de altitud, al final de una carretera sin asfaltar que atraviesa el valle de Sno, a 22 kilómetros al sureste de Kazbegi. Está habitada por khevsures, gentes de la vecina zona de Khevsureti. Tan solo se puede llegar hasta aquí en 4x4, bicicleta o caminando (un taxi de ida y vuelta con tiempo de espera ronda los  70-90 GEL). El pueblo es el punto de partida de una de las rutas más fáciles y bonitas de la zona, que llega hasta las faldas del monte Chaukhi (3842m). Alguno ha bautizado este paisaje como los Dolomitas del Cáucaso. El Chaukhi es famoso entre los escaladores de medio mundo por sus paredes verticales. Es prácticamente imposible perderse ya que solo hay que seguir el mismo sendero tanto de ida como de vuelta. Si el sitio te cautiva y te apetece pasar una noche en este lugar remoto, tienes un par de opciones:

Alojamientos

Hotel Jutta House

Tel: +995  557 60 18 81.

9 habitaciones amplias, limpias y luminosas en un hotel bastante aceptable. No hablan inglés y solo abren de junio a octubre. Precio de la habitación doble: 90 GEL.

Zeta Guesthouse

Tel: +995 577 40 50 56

Es una cabaña de Madera con veinte camas en diversas habitaciones y unas vistas magníficas al monte Chaukhi. El dueño, Jarji Akimidze, habla inglés. Abre de junio a octubre. Precio con desayuno: 25 GEL.  

El conflicto de Osetia del Sur (por Mikel Venhovens, experto en conflictos internacionales)

Osetia del Sur está situado en la vertiente meridional de la cordillera del Gran Cáucaso, muy cerca de Kazbegi. Limita al norte con Rusia y mantiene una frontera de facto con Georgia en el oeste, sur y este de su territorio. Ocupa una extensión de 3.900 kilómetros cuadrados y la ciudad de Tskhinvali es su capital. Durante la época soviética se creó en esta región el Óblast (distrito) Autónomo de Osetia del Sur. Tras el colapso de la URSS quiso independizarse del poder de Tiflis mientras que Georgia anhelaba mantener su unidad territorial. Entre 1991 y 1992 estalló una guerra entre los dos bandos que causó cerca de 1000 muertos y una riada de desplazados que huían de la violencia. Se formó una fuerza conjunta de paz entre Rusia, Georgia, Osetia del Sur y Osetia del Norte que fue la responsable de la relativa calma que se vivió en la zona hasta 2008.

Tras la Revolución de las Rosas, Mijeíl Saakashvili se convirtió en el tercer presidente de la República. Durante su mandato aumentaron los esfuerzos para hacer que la región volviera a la jurisdicción georgiana. Pero al mismo tiempo, Rusia también intensificó su influencia en la zona y en 2001 concedió pasaportes rusos a sus ciudadanos. Toda la tensión acumulada estalló en Agosto de 2008 cuando el Ejército  georgiano entró en Osetia del Sur para controlarla. Rusia respondió enviando tropas a la zona a través del túnel de Roki. Tras nueve días de lucha, Georgia firmó el alto el fuego el 15 de agosto y un día después lo hizo Rusia.

Poco a poco la Federación Rusa replegó sus tropas. Durante la conflagración, entre 50.000 y 60.000 civiles de ambos bandos tuvieron que abandonar sus hogares para huir de la violencia, y en la actualidad, unos 20.000  georgianos continúan como desplazados. Tras los hechos, Dimitri Medvédev reconoció la independencia de Osetia del Sur y de Abjasia. Moscú mantiene mucho poder en la zona, provee seguridad en las fronteras y el 99% del presupuesto.