Davit Gareja: el monasterio milenario en los confines de Georgia

Pese a que Davit Gareja se encuentra en una zona bastante aislada del sur de Georgia, es uno de los lugares más visitados. Por lo general, los viajeros independientes suelen llegar hasta aquí procedentes de Tiflis, Telavi o Signaghi, ya que es una de las excursiones de día más populares desde estos sitios. ¿La razón de su éxito? Davit Gareja es el complejo religioso más grande del país, y cuenta con la mayor concentración de santuarios del país. En su extensa superficie se levantan más de 20 monasterios excavados en la roca que se encuentran desperdigados por una zona semidesértica en el límite con Azerbaiyán. Aquí el paisaje es árido, y representa la otra cara de Georgia.

El complejo inició su actividad religiosa en el siglo VI. El nombre de este lugar es en honor a Davit Gareja, uno de los Trece Monjes Asirios que llegaron desde la zona de Oriente Medio para consolidar el cristianismo en Georgia, y que junto con su discípulo Lukiane fundaron este lugar. Para la Iglesia ortodoxa georgiana su labor fue muy importante para hacer dejar a los georgianos sus antiguas creencias paganas, una vez se adoptó el cristianismo como religión oficial.

Davit Gareja se fue convirtiendo con los años en uno de los grandes centros religiosos del Cáucaso y vivió su etapa dorada desde el siglo X hasta el siglo XIII. En ese siglo los descendientes de Gengis Khan llegaron a Georgia y arrasaron el lugar. A pesar de todo, el lugar siguió adelante. De hecho, la vida monástica siguió con fuerza hasta varios siglos después y se sabe que en el recinto llegaron a vivir miles de monjes.

Su proceso de declive y práctica desaparición comenzó en el siglo XVII, con el Sha Abbas de Persia. El mandatario mandó asesinar a 6.000 monjes durante la Pascua ortodoxa y destruyó gran parte de su legado cultural. Davit Gareja nunca se recuperaría. El complejo vivió un proceso de declive hasta que en el siglo XIX desaparecieron los últimos monjes.

Los pocos restos que quedaron en pie estuvieron a punto de desaparecer con la URSS, ya que la zona fue declarada área de entrenamiento militar. Afortunadamente, con la desmembración de la URSS y la declaración del nuevo Estado georgiano, el gobierno decidió protegerlo y ponerlo en valor como reclamo turístico. Recientemente, la vida religiosa ha vuelto tímidamente a Davit Gareja y una pequeña comunidad de monjes se ha asentado en el monasterio de Lavra

En la actualidad los dos monasterios mejor conservados son los de Lavra y Udavno. En el primero se encuentran las tumbas de Davit Gareja y su discípulo Lukiano y el segundo destaca por algunos de sus frescos que han sobrevivido desde la Edad Media.

Consejos para visitar Davit Gareja

Autor: Rike photos, modificada 

  • En esta zona de Georgia suele haber alguna que otra serpiente, sobre todo de Mayo a Octubre. Aunque no te va a pasar nada, mira bien por donde pisas.
  • Los monasterios en Georgia tienen sus propias normas de etiqueta: acordaos de ir con pantalones largos y si sois chicas, llevar algo para cubriros la cabeza (una pashmina o similar). En este lugar los monjes son bastante estrictos con el tema.
  • Es un sitio un poco aislado, así que si viajas por tu cuenta no te olvides llevar comida y agua. Para que te hagas una idea: la visita suele durar alrededor de tres horas.
  • Desde nuestro punto de vista, la forma más rápida y directa de llegar es desde la capital. Hay alguna que otra empresa que se ocupa de organizar excursiones de día. Otra forma de ir por tu cuenta es en taxi. Un taxi desde Tbilisi cuesta alrededor de 120 GEL. Si queréis ahorraros algo de dinero podéis coger una marshrutka hasta Sagarejo y de ahí un taxi hasta Davit Gareja de ida y vuelta. Consultad los horarios de vuelta de los minibuses para no quedaros tirados. También hemos visto organizar excursiones de día desde Telavi (130 km) y Signaghi (140 km).