Abjasia: Guia turistica para organizar tu viaje

Visitar Abjasia

Visitar Abjasia como turista es posible aunque por el momento no lo recomendamos. Se han dado casos de asaltos violentos a extranjeros y aún hay grupos criminales organizados en la zona. Además, si algo te ocurriera tienes que ser consciente de que no hay representación diplomática para ayudarte. Pero si lo haces, aquí te dejamos unos consejos:

  • Avisa de tus planes al Consulado Honorario en Tiflis y a la Embajada de España en Moscú.
  • Llévate un diccionario español-ruso. Apenas hay gente que habla inglés.
  • La moneda es el rublo. Los cajeros no abundan en el país y si encuentras uno, lo más seguro es que tu tarjeta de crédito no funcione. Hay algunas oficinas de cambio que aceptan dólares y euros, pero por si acaso, lleva ya el dinero cambiado.
  • Cruza siempre por la frontera georgiana del río Enguri, a 10 kilómetros al noroeste de la ciudad de Zugdidi. Si lo haces desde Rusia, estarás cometiendo un delito en Georgia (penetrar de forma ilegal en territorio nacional) y te pueden denegar la entrada a posteriori, multar con una importante suma de dinero o mucho peor, puedes acabar en la cárcel.
  • Requisitos de entrada: para acceder a Abjasia debes tener el pasaporte con una fecha de caducidad mayor a los seis meses desde el día de tu llegada. Necesitarás presentar a las autoridades aduaneras la “carta de permiso de entrada” que expide el Ministerio de Asuntos Exteriores de Abjasia. Para conseguirla tienes que rellenar un formulario electrónico que te puedes descargar en la web http://mfaapsny.org/en/council/visa.php y enviarlo a la dirección de e-mail midraconsul@gmail.com. Suelen responder en un mínimo de 5 días. Una vez dentro, tienes tres días hábiles para presentarte en los servicios consulares de la ciudad de Sukhumi y que te expidan el visado. Pero antes deberás abonar los 20 $ de tasas en el Sber Bank Abkasii.
  • Una de las zonas más peligrosas es la región fronteriza de Galij. Cuanto menos tiempo pases allí mejor. Por eso, te recomendamos que cojas en la frontera un taxi directo a Sujumi.
  • Tendrás que regatear, pero la carrera ronda los 65 €.
  • No andes de noche por las calles. Cuando se ponga el sol, regresa a tu hotel.
  • ¡Muy importante! Los puestos fronterizos cierran a las 19:00 horas. Vete con bastante tiempo de antelación por si cualquier imprevisto ocurriera. No es aconsejable quedarse tirado en esa zona y menos si estás solo
  • Esta es la página web de turismo de Abjasia. Échale un vistazo. Te vendrá bien. http://abkhazia.travel/en/

La guerra de Abjasia (por Mikel Venhovens, experto en conflictos internacionales)

Abjasia está situada en el noreste de la costa del Mar Negro. Limita al este y al noroeste con Rusia y comparte una frontera de facto con Georgia por el oeste. Su territorio ocupa alrededor de 8.700 kilómetros cuadrados y Sujumi es su capital. El 14 de febrero de 1992 comenzó una guerra fratricida que se alargó durante 16 meses.

Por un lado se enfrentaron las fuerzas de Abjasia, ayudada por civiles locales y combatientes de otros países –principalmente de las zonas vecinas pertenecientes a Rusia−, y por el otro, el Gobierno de Georgia −a través de la Guardia Nacional−, grupos paramilitares y voluntarios. Los primeros luchaban por la independencia y los segundos para seguir manteniendo el control sobre el territorio.

Hubo intensos combates por tierra, mar y aire. Alrededor de 8.000 personas perdieron la vida, cerca de 18.000 resultaron heridas y entre 200.000 y 250.000 ciudadanos se convirtieron en personas desplazadas. La lucha armada cesó en mayo de 1994, cuando ambas partes firmaron el Acuerdo de Alto el Fuego y Separación de Fuerzas.

El pacto dio lugar al despliegue de las tropas de paz de la Comunidad de Estados Independientes (CIS), que estaban compuestas únicamente por destacamentos rusos y tenían que supervisar el alto el fuego. Además, se desplazó hasta la zona una misión de las Naciones Unidas denominada UNOMIG para controlar a su vez la conducta de las fuerzas de paz.

La pérdida de este “pequeño paraíso” es una de las experiencias más traumáticas en la memoria colectiva de la Georgia post-soviética. Tras la guerra de Osetia del Sur en Agosto del 2008, Rusia reconoció a Abjasia como un Estado independiente. En el momento de la redacción del presente texto, tan solo cinco países han reconocido su secesión: Rusia, Nicaragua, Venezuela, Nauru y Tuvalu.