Garni y Geghard: una visita obligada en Armenia

A 30 kilómetros al este de la capital, por una carretera que serpentea a lo largo de las montañas de Vokhdjaberd y que ofrece unas vistas majestuosas del valle del Ararat por su lado derecho, se encuentra el pueblecito de Garni. Esta localidad alberga en sus alrededores algunos de los lugares históricos más emblemáticos, un entorno inigualable, rutas para hacer senderismo, pueblos pintorescos y hasta una reserva natural.

Aunque generalmente la gente explora sus sitios más conocidos en excursiones de día desde Ereván, también es un buen sitio para pernoctar y descubrir todos sus secretos. Para reservar alojamiento o para resolver cualquier otra duda, contacta con la oficina de turismo.

¿Qué ver en Garni? 

El templo de Garni

Horario: de 10:00 a 20:00 horas. El templo de Garni es como un trocito de Grecia en el corazón de Armenia. Es el único templo pagano que queda en pie en Armenia. Data de antes de la llegada del cristianismo y se erigió en honor a Mitra, dios del Sol. Sol. Conmemoraba la incorporación de Armenia al Imperio Romano en tiempos de Nerón. Este santuario es, combinado con Geghard, uno de los monumentos más visitados de Armenia y la visita que más nos gustó desde la capital. Sirvió de residencia de verano de algunos reyes armenios que lo llamaron el ‘Palacio de la Frescura’, ya que las temperaturas aquí en verano son mucho más moderadas que en la capital.

El santuario, de estilo helenístico, se encuentra en el pintoresco pueblecito de Garni, a menos de una hora en coche. La ubicación del templo es de postal: en lo alto de un precipicio desde donde se contempla la Garganta del río Azat. Es posible descender por el quebrado hasta el curso del agua a través de sus caminos, pero si te animas, mira bien por donde pisas ya que los lugareños advierten de que te puedes encontrar con alguna que otra serpiente, sobre todo en verano.

El templo de Garni sigue en pie gracias a la hermana del rey Tiridates III, el rey que adoptó el cristianismo como religión estatal en el s. IV. Ella estaba encandilada de este lugar, e insisitió en que no lo destruyera. Aquella fue una época en la que el afán del cristianismo por borrar cualquier huella de su pasado pagano provocó que el país perdiera buena parte de su herencia cultural.

Armenia se encuentra en una zona de alto riesgo sísmico y el templo de Garni se derrumbó tras el terremoto de 1679. Durante la época soviética las autoridades lo reconstruyeron convirtiéndolo en el único santuario de estilo griego de toda la órbita soviética. Está construido en basalto y cumple con las reglas geométricas del estilo helenístico. Sus veinticuatro columnas son de estilo jónico y se eleva sobre una plataforma de nueve escaleras que conducen al altar donde se adoraba a Mitra.

Se cree que el lugar estuvo habitado desde hace cinco mil años y que fue un lugar estratégico por su facilidad defensiva. De hecho, el recinto es una vieja fortaleza de la época de Urartú. En el mismo recinto donde se encuentra el templo de Garni también se pueden visitar las ruinas de unas termas romanas en las que destaca su colorido mosaico con motivos marinos. Pero no sólo eso: dentro del recinto también se hallan las ruinas de la iglesia de Sión, que era circular e intentaba emular a la de Svartnots.

¿Buscas un plan diferente en Armenia?

Durante la época estival el templo de Garni suele ser la ubicación elegida para interpretar obras de teatro o conciertos de todo tipo. Al anochecer, las luces lo iluminan y el sonido de fondo del río lo convierten en un lugar idílico para pasar una velada inolvidable.

Un paseo por la Garganta del río Azat

La Garganta del río Azat es espectacular y merece la pena bajar hasta abajo del barranco para remontar su curso a pie, aunque solo sea unos pocos kilómetros. No te dejará indiferente. Las paredes de la garganta ofrecen una maravilla de la naturaleza, con hexaedros en forma de tubos de órgano, que son conocidos como las ‘Sinfonías de piedra’. En la margen opuesta hay un bonito camino que conduce hasta las ruinas del monasterio de Havuts Tar, a unos cinco o seis kilómetros. El santuario fue destruido por el gran terremoto de 1.679 y está situado sobre un promontorio que ofrece una bonita panorámica.

Monasterio de Geghard (Patrimonio de la Humanidad)

Si vas a visitar Garni, sería un delito no ir también a ver el monasterio de Geghard. De hecho, para nosotros es uno de los templos armenios que más nos gustan. Se encuentra a diez kilómetros de Garni, en un lugar que durante siglos fue bastante inaccesible.

Geghard es un lugar enigmático y místico para los armenios. El recinto se se mimetiza con las paredes del cañón Geghardatzor como un camaleón con piel de roca. Para nosotros es junto a Tatev el complejo religioso más misterioso del país, y creemos que sería la localización perfecta para rodar una peli sobre los templarios, Indiana Jones o Las Cruzadas. Es un templo amurallado para protegerlo de las numerosas invasiones a las que periódicamente era sometida Armenia. Por eso, por fuera parece más una fortaleza de la Edad Media que un monasterio. Los alrededores del desfiladero están plagados de decenas de cuevas donde antaño se retiraban los eremitas, lo que le da un toque extra de misterio a la visita.

Debido a su ubicación poco accesible, en el Monasterio de Geghard se guardó durante mucho tiempo la mayor reliquia de Armenia: la lanza que supuestamente atravesó el costado de Cristo. De hecho, Geghard significa en hebreo antiguo ‘la lanza’. Hoy, la lanza se exhibe en la catedral de Echmiadzin. Los expertos creen que Geghard ya era un lugar sagrado incluso antes de la llegada del cristianismo debido a sus manantiales.

Muchos entendidos opinan que la historia del cristianismo en este templo data del siglo IV d.C , cuando se empezaron a congregar ascetas en las inmediaciones, y que poco a poco se levantó un antiguo templo en honor a Cristo. Seis siglos después, en el 923 los árabes lo saquearon y lo quemaron. Como resultado se perdieron muchos manuscritos y apenas quedó ningún vestigio de su pasado primitivo.

El actual complejo religioso de Geghard se construyó entre los siglos XII y XIII y consta de diversas iglesias y capillas, algunas cavadas en la misma montaña. La más importante es la de Katoghike (1215). Siglos después de su construcción, en la Edad Media, el complejo fue adquirido por la familia Proshyan, quien lo convirtió en uno de los principales centros de peregrinación. Dentro del edificio central hay algunas tumbas de los miembros más importantes de la dinastía.

Como ya hemos dicho, Geghard es un lugar con cierto componente esotérico para los armenios. Un ejemplo es la pequeña iglesia de Avazan, que quiere decir literalmente ‘piscina’, y donde aún se practican ritos que tienen que ver con el culto al agua. Existe una leyenda que asegura que si una mujer estéril bebe agua de su fuente y busca un hiho, se quedará embarazada. Otro ejemplo de la fuerza especial que emena de este lugar se encuentra fuera del recinto: se pueden observar algunos árboles con decenas de pañuelos atados a las ramas. Al parecer, tienen propiedades sobrenaturales y dicen que si atas uno y después das siete vueltas a su alrededor, se te concede un deseo. Hemos visto alguna tradición similar en algunos pueblos del país Vasco.

Reserva del Rey Josrov

Este paraje natural se creó hace 1.700 años por el Rey Josrov. De ahí su nombre. El monarca decidió crear en la vertiente meridional de la sierra de Geghama su propio bosque para cazar. Sus descendientes, introdujeron nuevas especies procedentes de Persia y los países vecinos. Este lugar está protegido desde 1958 y se extiende a lo largo de 29.196 hectáreas. Lo curioso no solo es la belleza de este lugar, sino que aquí están representadas la mitad de las especies vegetales que existen en el país. Entre las especies animales que se pueden ver destacan: linces, muflones, osos grises, leopardos asiáticos y otros menos llamativos. El parque esconde también algunas cuevas, cañones, robledales o pastos alpinos. Para visitarlo tienes que pedir permiso a las autoridades.

Alojamiento en Garni: nuestras recomendaciones para dormir en Garni

Hye Landz

Tel:✆ + 374 98 333 322// +374 98 333 399.

Correo electronico: info@hyelandz.com

Hye Landz es un lugar diferente. Mezcla la vida en una granja ecológica con la comodidad de los grandes hoteles. Está a 10 kilómetros de Garni, en el pequeño pueblo de Geghadir, situado en un marco natural incomparable. Es un sitio de descanso perfecto para estar en pareja o en familia y aprender los secretos de la vida en una granja sin renunciar a las comodidades de la vida moderna. Cultivan sus propios alimentos, tienen gallinas, burros, caballos, fabrica de quesos, panales, organizan excursiones… Sus tarifas por una habitación doble en temporada alta rondan los 75 €. Para más información: www.hyelandz.com

Datos prácticos que te van a hacer la vida más fácil para hacer turismo en Garni

Oficina de Turismo de Garni

Direccion: 6 Stephan Shahumyan Poghots.

Tel:✆ + 374 091 584 258// +374 098 584 258.

Es la oficina de turismo de toda la región de Kotayk. Tiene una base de datos con todos los restaurantes y alojaminetos de la zona, desde B&B a hoteles. Ofrecen información de todo tipo y te echarán un cable en lo que necesites: rutas, transportes, sitios de interés… Para más información: www.garnigeghard.com

Transporte Garni: Ereván-Garni-Geghard

La Marshrutka 266 y el autobús 264 salen cada 50 minutos de la parada de la calle GAI (justo detrás del concesionario de Mercedes-Benz, en el barrio de Nor Nolk) desde las 8:30 hasta las 21:00 horas. Paran en la carretera que atraviesa Garni (no muy lejos del templo) y continúan unos kilómetros más hasta su última estación, en la aldea de Gogh. Desde Gogh hasta el monasterio de Geghard hay seis kilómetros que los puedes cubrir andando o practicar autostop. Un taxi de ida y vuelta de Garni a Geghard junto con una hora de espera cuesta alrededor de AMD 3.500. ¡Ojo! Consulta los horarios de vuelta desde Gogh, ya que cambian a menudo y la última información era que el útimo salía a las 17.15 horas.