Ashtarak, la puerta del cielo en Armenia

Ashtarak es el centro administrativo de la región de Aragatsotn. Tiene una población de casi 22.000 habitantes. No está lejos de la capital, a 22 kilómetros al noroeste de Ereván. La ciudad está cortada en dos por el río Kasagh. Tiene algunas iglesias, un par de museos y un viejo puente. La localidad en sí no ofrece grandes atractivos, pero es el mejor sitio para conseguir transporte y visitar los alrededores donde sí que hay lugares con encanto, como las iglesias del Cañón del río Kasagh, el monasterio de Tegher, el observatorio astronómico de Byurakan, la fortaleza Amberd o la tumba de Mesrop Mashtots. La forma más económica de realizar la excursión es trasladarse hasta la ciudad de Ashtarak en marshrutka desde Ereván y allí negociar la carrera a los sitios que más te interesen con un taxista (Recuerda: bajada de bandera=600 AMD // 1km=AMD 100). Casi todos los sitios de los que hablamos están mal conectados por transporte público.

Tranportes Ereván-Ashtarak

Ashtarak está muy bien conectado con Ereván a través de marshrutka. Salen de la estación de Kilikia cada hora desde las 9:00 hasta las 18:30 horas.

¿Qué ver?

Monasterio de Tegher

La pequeña aldea de Tegher, a 1.700 metros de altitud, esconde un tesoro de la Edad Media en la ladera sur de la imponente mole del Aragats. Su 54oscuro monasterio fue construido en el siglo XIII con basalto gris. Está a 18 km al noroeste de Ashtarak, a unos pocos kilómetros del pueblito de Aghdzk. Dicen que se ha conservado intacto gracias a que sus arquitectos utilizaron arcos de medio punto para engañar a los invasores procedentes de Oriente y que lo confundieran con sus propias edificaciones. La mejor forma de llegar hasta allí es un taxi de ida y vuelta desde Ashtarak (AMD 5.000).

Observatorio astrofísico de Byurakan

Byurakan es una ventana al universo. La altitud de este pueblo, su atmósfera límpida y sus noches estrelladas lo convirtieron en el lugar elegido para construir uno de los observatorios astrofísicos más importantes de la antigua URSS. A lo largo de sus casi 70 años de historia ha descubierto decenas de supernovas, galaxias, agrupaciones estelares y otro tipo de astros. El centro está abierto al público y ofrece unas visitas muy interesantes durante el día a sus gigantescos telescopios y la casa-museo del astrofísico Viktor Ambartsumian, considerado una eminencia en la materia.

Pero es por la noche cuando el centro luce sus mejores galas y organizan observaciones nocturnas. Es una experiencia increíble que corre a cargo del personal del observatorio, que muestra las instalaciones con pasión y que te desvelarán los misterios del universo. Pero hay que avisar con antelación ya que la visita depende de las condiciones climáticas.

Reservas: ✆+374 93 967115// +374 91 195903.

Para más información: www.bao.am

¿Dónde dormir en Byurakan?

Alojamientos baratos recomendados

Hotel del Observatorio de Byurakan

Dentro del recinto hay un pequeño hotel que sirve para alojar tanto a los científicos como a los turistas que vienen a las observaciones nocturnas. La verdad es que está un poco anticuado y los baños dejan mucho que desear pero es una opción a tener en cuenta si al terminar de ver las estrellas no te apetece ponerte al volante o coger un taxi de vuelta a Ereván. Lo mejor es que la reserva la hagas a través del observatorio ya que Hazmik, la persona que se encarga de los huéspedes, solo habla ruso o armenio. AMD 6.000 por persona.

¿Cómo llegar y volver?

Desde la estación de Kilikia hay marshrutkas que van a Byurakan a las 10:30, 12:40, 15:50, 17:30 y 19:45 horas. Para volver pasan a las 7.30, 9:00, 12:00, 16:00 horas.

Fortaleza Amberd

Sin duda, la fortaleza Amberd es el complejo defensivo más famoso del país y ha servido de localización para algunas películas como ‘Svolochi‘, un film ruso del año 2006 que cosechó buenas cuotas de audiencia en las salas moscovitas. Sus arquitectos eligieron un lugar inmejorable para construirla y durante siglos fue un bastión inexpugnable. Se eleva sobre una pequeña atalaya a 2.300 metros de altura en la confluencia de los ríos Arkashen y Amberd.

Su nombre significa “el castillo de las nubes”, y desde aquí, hay unas vistas incomparables. El lugar estuvo habitado desde la Edad de Piedra y ese asentamiento poco a poco evolucionó en fortaleza durante la época del Reino de Urartu. Tuvo una importancia vital para la protección del valle del Ararat y al parecer también fue la residencia de verano de algunos monarcas. El actual castillo data del siglo VII. Algunas fuentes aseguran que sus muros han permanecido siempre infranqueables mientras que otras afirman que sucumbió a los ataques de los descendientes de Gengis Kan.

Contaba con su propio sistema de abastecimiento de agua a través de un túnel subterráneo que conectaba con el río Artashen. Las condiciones de vida aquí debieron de ser muy duras. Quizá por eso construyeron sus propios baños que han llegado hasta nuestros días en un estado de conservación relativamente bueno. El destacamento también tenía su propia iglesia, Sub Asvatsatsin (Santa Madre de Dios), que está a unos pocos metros del muro sur y se erigió en 1026.
Foto: Amberd

Transportes

Amberd se encuentra a unos 15 kilómetros de Byurakan. Las únicas marshrutkas que hay llegan a Byurakan, pero en ese pueblo no hay taxis así que te quedas medio tirado. La mejor alternativa es coger un taxi en Ashtarak. Otra opción es ir andando desde Byurakan al castillo o hacer autoestop.

Ascensión al Tour a Byurakan, Amberd y el Aragats

El Envoy Hostel organiza una vez a la semana una excursión de ocho horas al Aragats donde podrás visitar todos estos sitios a un precio asequible (AMD 17. 900). Está todo incluido y la escapada comprende una ruta por los senderos que unen la fortaleza Amberd con el pueblo de Byurakan, la visita al monte Aragats, donde conocerás el techo de Armenia y los asentamientos de los pastores Yasidíes. Es una experiencia que combina la cultura con la naturaleza y el ambiente suele ser muy divertido, con mucha gente joven.

Monte Aragats

Con sus 4.090 metros el Aragats es el techo de Armenia. Y subirlo, una experiencia que no se te olvidará nunca. Cada año entre 3.000 y 4.000 personas intentan hacer cumbre, lo que lo convierte en el destino favorito para los amantes de la montaña. Es de origen volcánico y su cráter formó sus cuatro cimas: la norte, que es la más alta y alcanza los 4090 metros; la sur, que es la más accesible y tiene 3.879 metros; la oeste, con sus 4.080 metros; y la este, que se eleva a 3.916 metros.

Por lo general, la gente comienza la ascensión en el lago Kari Lich (3.200 m), que significa lago de piedra. Ahí, hay un observatorio y un hotel que ofrece alojamiento. Si llevas tu propia tienda, es un sitio de acampada libre. Para llegar a este punto hay que continuar la carretera que asciende hacia Amberd desde Byurakan, pero en vez de coger el desvío hacia la izquierda que conduce a la fortaleza, hay que continuar recto. No hay Marshrutkas y la única forma de llegar es en coche, en taxi desde Ereván o Artashat, o haciendo autoestop desde

La ascensión al pico sur, el que está más alcance de la mano, depende de la condición física de cada persona, pero generalmente se hace en unas cuatro horas de subida desde el lago. Aunque no es imprescindible un guía si eres un montañero con cierta experiencia, hay que enterarse bien del camino. Es una ascensión que requiere un mínimo de equipación, agua y seleccionar bien el día. El camino a la cumbre norte es el más largo y exigente pero los expertos afirman que esta ruta –llamada Karakatar– , también es la más bonita.

En el Aragats hay que tener cuidado con la niebla. Dicen que esta montaña es muy traicionera, sobre todo en mayo, junio y los meses de otoño. Por eso, la gente empieza la ascensión muy temprano, a las 5:00 horas, porque por lo general es a la mañana cuando llega la bruma. Por si acaso vete con ropa de abrigo, aunque sea verano. Ten en cuenta que el clima a 4.000 metros cambia a la velocidad del rayo y refresca mucho. Los mejores meses para subir el Aragats, si no eres un montañero experimentado, son los meses de verano. Durante el resto del año, la nieve es bastante abundante.

Las inmediaciones del monte Aragats están salpicadas de campamentos Yazidíes. Quizás te los encuentres cuidando de su ganado. Son comunidades seminómadas de origen kurdo que aún profesan creencias muy ligadas al zoroastrismo, la antigua religión de Persia. Proceden de Turquía y de la zona de la actual Mesopotamia. Tuvieron que refugiarse en Armenia después de ser perseguidos y masacrados. Adoran el sol, el fuego y la figura de un pavo real, que para ellos representa a Melek Taus, el Ángel Caído. Él es la luz, pero también el fuego. El otorga, pero también quita. Quizás por eso, algunos los han acusado de adorar al diablo. Sin embargo, es una manera simplista de interpretar una religión que cuenta con más de 4.000 años de antigüedad y que es muy anterior al Cristianismo y al Islam.

Las leyendas del Aragats

El Aragats no sólo es la cumbre más alta del país. También es una montaña llena de misterios. Su nombre, literalmente quiere decir “El trono de Ara”. ¿De dónde viene? Dicen que en una de sus cuatro cimas se escondió el trono del antiguo Rey de Armenia, que estaba cubierto de rubíes y piedras preciosas. Lo ocultaron durante una de las invasiones asirias para que no lo pudieran usurpar. Los conquistadores mataron al Rey armenio, que se llamaba Ara, pero jamás encontraron el sillón real. En honor a aquel trono del rey Ara, se bautizó la cima de Armenia: Aragats.

Otra leyenda muy popular dice que hace mucho tiempo el monte Ararat y el Aragats eran dos hermanas que siempre andaban juntas. Pero siempre estaban compitiendo para ver quien era la más alta y la más guapa. Entonces una maldición cayó sobre ellas y ambas se separaron para siempre. El Aragats no dejó de llorar, y de esas lágrimas surgieron el lago Kari y los numerosos manantiales que brotan de la montaña. Por su lado, el Ararat se convirtió una montaña solitaria. De hecho, hasta el s. XIX nadie se atrevió a subirla.

Armenia Extreme Club

Dirección: 18 Amyrian Poghots ( Ereván).

Tel: ✆ +374 93 265576.

Persona de contacto: Gor Hayzak.

Es la asociación de guías de deportes de aventura de Armenia. Es la opción más barata y profesional si necesitas alquilar cualquier tipo de equipamiento, un guía de montaña o asesoramiento sobre rutas u otro tipo de actividades. Si quieres una persona que os acompañe y que lo arregle todo para pasar unos días en el Aragats, ellos os ayudarán en todo lo que puedan. La mayoría hablan inglés.

Las Iglesias del Cañón del Kasagh

El cañón del Kasagh es como una herida abierta en el sur de la región de Aragatsotn. Sus acantilados invitan a la reflexión. Quizás por este motivo se levantaron aquí a partir del siglo VII algunos de los monasterios más visitados de la zona como el de Saghmosavank y Hovhannavank. Sus siluetas se asoman al precipicio como si quisieran vigilar todo lo que ocurre en las aguas bravas del río que corre por el fondo de la garganta. Existe un bonito sendero de cinco kilómetros que conecta ambos templos y que puede ser cubierto en menos de hora y media. Pero antes arregla el tema del transporte de vuelta ya que no hay minibuses.

¿Qué ver?

Saghmosavank

El monasterio de Saghmosavank está a 15 kilómetros al norte de Ashtarak, en la aldea de Saghmosavan. Fue construido en 1215 en el lugar donde había una ermita durante los primeros años del cristianismo. Contrasta su fachada austera con su interior, más colorido.

 

Ohanavank

A cinco kilómetros al sur de Saghmosavank, en el pueblo de Ohanavan, se alza el vetusto monasterio de Ohanavank, también al filo de la garganta. La primera construcción del complejo monástico, la basílica de san Gregorio, data del siglo IV. El templo principal, el de Surb Karapet fue edificado por el príncipe Vache Vachutyan entre 1216 y 1221. Su muro sur y su cúpula fueron destruidas por un terremoto en 1919 y fueron reformadas entre 1970 y 1990. Abajo, en la Garganta del Kasagh, hay antiguas grutas paganas que eran usadas para hacer rituales. Transporte: para visitarlas la mejor forma es coger un taxi compartido de ida y vuelta desde Ashtarak. Ten en cuenta que es muy probable que no encuentres transporte en ninguno de los dos pueblos donde están los monasterios.

Iglesia de Oshakan, tumba de Mesrop Mashtots

A ocho kilómetros al sur de Ashtarak, entre viñedos y jardines de Granadas, se encuentra la 0iglesia de Oshakan, donde yace la tumba del padre del alfabeto armenio: Mesrop Mashtots. Mashtots es la figura más venerada en Armenia junto con San Gregorio el Iluminador. En el 443 el príncipe Vahan Amatuni ordenó construir aquí una pequeña capilla que fue reemplazada por la iglesia actual entre los años 1875 y 1879. Es una basílica de una sola nave. Las pinturas del interior fueron hechas por O. Misnanyan. A la derecha del altar hay una pequeña cripta donde descansan los restos de Mashtots en una tumba de mármol. En el jardín, Khachkars con forma de letras muestran el alfabeto que ayudó a escribir las páginas del futuro de la nación. No hay muy buenas conexiones mediante transporte público, así que lo mejor es ir en taxi.